Mejores tablets

Mejores tablets

Las tablets se han convertido en dispositivos muy útiles para diferentes tipos de usuarios. Pueden usarla niños para jugar, estudiantes para sus clases e incluso profesionales para contar con un equipo portátil para hacer algunas de sus tareas, sobre todo si están fuera de la oficina. ¿Cómo elegir la mejor?

Nuestras guías de compra de tablets

¿Cómo elegir la mejor tablet?

Al momento de comprar una tablet encontrarás que existen muchísimas opciones, y es importante que sepas elegir el que mejor se adapte a tus necesidades.

Para ayudarte, te contamos cuáles son las características clave que debes evaluar.

Tamaño

Son tres los tamaños que puedes encontrar en el mercado: las pequeñas, que tienen un tamaño entre 7 y 8,4 pulgadas; las medianas, entre 8,9 a 10,1 pulgadas; y las grandes, de más de 10,1 pulgadas.

  • Las más pequeñas suelen tener menos potencia, pero destacan por ser ligeras y muy portátiles. Son perfectas para quienes tienen que viajar mucho, llevarla siempre con ellos o para quienes quieren el equipo para leer, ya que son muy cómodas de sostener.
  • Las medianas las más populares, sobre todo las de 10 pulgadas. Al tener una pantalla más grande y resoluciones más altas, son perfectas para jugar, o ver películas y series.
  • Los modelos grandes no son tan comunes, por lo general se trata de ‘híbridos’, es decir, una combinación entre tablets y portátiles. Un ejemplo de estos equipos son el iPad Pro o la Microsoft Surface Pro. Estas tablets destacan por ser muy potentes, y también más costosas.

Sistema operativo

Así como hay modelos diferentes, también hay diferentes sistemas operativos.

Es importante que consideres esta característica porque hay softwares diseñados para el entretenimiento, para el uso de herramientas multimedia, y otros con un enfoque más profesional.

Uno de los sistemas operativos más conocidos y usados es Android. Este destaca por tener un gran catálogo de aplicaciones y por ser muy personalizable.

Lo utilizan muchas marcas como Samsung, Lenovo o Huawei. Puede adaptarse a la mayoría de las necesidades de los usuarios, por ello es considerado un sistema operativo todoterreno.

Otro sistema operativo que puedes encontrar es iOS. Es exclusivo de los equipos de Apple.

Se caracteriza por ser un sistema fluido y fácil de usar, además está enfocado en el entretenimiento, pero también en lo profesional.

También puedes encontrar equipos con Windows, aunque debes considerar que este sistema operativo está más enfocado en la productividad.

Aunque menos conocido, también existen tablets con FireOS. Este sistema operativo es exclusivo de los equipos de Amazon, los cuales se caracterizan por ser pequeños, sencillos y por tener un precio reducido.

En realidad, estos dispositivos trabajan con una versión modificada de Android, pero a diferencia de este no tiene un catálogo de aplicaciones demasiado grande.

¿Necesitas conexión a Internet LTE (3G/4G)?

Todas las tablets del mercado pueden conectarse a Internet a través de WiFi, pero algunos modelos además pueden hacerlo a través de una red móvil, que puede ser 3G o 4G.

Para ello, estos equipos incluyen ranuras para adaptar una tarjeta SIM, de manera que funcionan como un móvil.

Las tablets que cuentan con esta función son muy versátiles, ya que permiten tener una conexión a Internet incluso cuando no se dispone de una red WiFi. Sin embargo, debes tener en cuenta que las tablets con LTE (3G o 4G) suelen ser más costosas que aquellas que solo incluyen WiFi.

Autonomía

Otro factor relevante es la duración de la batería, ya que de esta dependerá la autonomía del equipo.

Esto es especialmente importante si piensas utilizar el dispositivo fuera de casa.

Lo más recomendable es elegir un modelo con una batería de gran capacidad.

Las tablets pueden tener una autonomía que varía entre 5 y 10 horas. En esto influye la gama de la tablet, su tamaño y funciones.

Por ejemplo, debes tener en cuenta que los dispositivos que cuentan con procesadores potentes y grandes pantallas, pueden tener un consumo mayor de batería.

Aunque al mismo tiempo suelen incluir sistemas especializados para gestionar de forma eficiente el consumo de la batería y que así puedan durar mucho más.

Algunos sistemas operativos pueden incluir diferentes funciones que ayudan a controlar el consumo energético de la tablet.

En cualquier caso, debes considerar que la autonomía del equipo también dependerá del uso que le des.

Tecnología de la pantalla

La pantalla de tablet es sumamente importante porque de ella depende la experiencia de visualización.

Además de fijarte en el tamaño, deberás considerar el tipo de panel que tiene, su resolución y la relación que tiene con el tamaño de la pantalla.

Si quieres un equipo que ofrezca buenos ángulos de visión, colores precisos y vívidos, así como un buen brillo, debes evaluar la tecnología del panel.

En estos dispositivos la disyuntiva es entre LCD (IPS) y OLED (AMOLED). Cada tipo de panel tiene sus puntos fuertes y débiles, de allí que sea tan importante tener claro el uso que le darás al equipo.

La mayoría de los modelos cuentan con paneles LCD (Liquid Crystal Display), los cuales ofrecen excelentes ángulos de visión, colores vivos y bien definidos.

Por su parte, los paneles OLED pueden ofrecer negros más puros, así como un brillo y constraste alto, y además son más eficientes energéticamente.

En líneas generales ambos ofrecen una buena experiencia de visualización, pero para saber cuál se adapta mejor a tus necesidades es mejor que compares en vivo cómo es la visualización de contenidos.

Resolución de la pantalla

Una vez que elijas el panel, debes considerar la resolución de la pantalla y en su relación con el tamaño del panel, es decir, en la densidad de puntos por pulgada.

De forma general mientras más alta sea la resolución, mucho mejor porque las imágenes se verán más nítidas.

Una resolución estándar es 1.200 x 800 píxeles, pero dependiendo del tamaño del panel necesitarás una mayor resolución para que el contenido se visualice de manera óptima.

No es lo mismo una resolución de 1.200 x 800 píxeles en una pantalla de 8 pulgadas que en una de 10.

En el panel más pequeño, habrá mayor cantidad de píxeles por pulgada, lo que significa que la imagen se verá mejor que en el de 10 pulgadas.

Por ello, mientras más grande sea la pantalla, mayor tendrá que ser su resolución para que la visualización sea correcta.

Características técnicas

Además de los aspectos anteriores, existe una serie de características técnicas relacionadas con el funcionamiento de la tablet que debes considerar.

Estos son principalmente su procesador y memorias, ya que de estos elementos depende el rendimiento del equipo.

Ten en cuenta que de nada te sirve una tablet con excelente pantalla y gran autonomía, si no tiene un buen desempeño.

Por lo general, las tablets tienen procesadores de dos, cuatro y ocho núcleos que trabajan a determinadas velocidades.

Mientras más alta sea su capacidad de procesamiento, mejor será su rendimiento al realizar tareas. La fluidez del equipo también depende de la memoria RAM, que debería ser de 3 GB como mínimo.

Sin embargo, debes tener en cuenta que los modelos más sencillos, generalmente destinados a niños y a tareas básicas, pueden tener 2 GB.

Otra característica técnica a considerar es la memoria interna. Las tablets pueden tener diferentes capacidades de almacenamiento, pero lo más recomendable es optar por modelos a partir de 32 GB, esto para evitar problemas de espacio.

Los de 8 GB o 16 GB son muy limitados, ya que las aplicaciones son cada vez más exigentes y demandan muchos recursos.

También te recomiendo elegir un modelo que permita ampliar el almacenamiento con una tarjeta micro SD.

¿Es apta para niños?

¿Quién usará la tablet? Si va a usarla un niño, sea de forma constante u ocasional, debes verificar que el equipo sea apto para los más pequeños.

En este sentido, lo más importante es asegurarte de que sea un modelo resistente, ya que hay muchas probabilidades de que los niños dejen caer accidentalmente la tablet o le den algunos golpes.

Además, debe ser lo más ligera posible para que puedan manipularla sin problemas y contar con una interfaz intuitiva.

Hay modelos que incluyen ‘Control parental’, una función que permite limitar el uso que los niños le dan al equipo.

Así podrás controlar el tipo de aplicaciones que usan y el tiempo que lo hacen.

Cámaras

Las tablets no son equipos que destacan en su apartado fotográfico. Si bien es cierto que los fabricantes cada vez se esfuerzan un poco más en introducir mejoras, la mayoría no llega al nivel de las cámaras de los móviles.

En realidad, es así porque las cámaras no son demasiado importantes en estos dispositivos, más allá de necesitarlas para una videollamada o para escanear un documento.

Considerando estas necesidades, puedes encontrar modelos que ofrezcan cámaras bastante decentes y con funciones diseñadas para mejorar la calidad de la imagen.

Sin embargo, debes tener en cuenta que no encontrarás súper cámaras en la mayoría de las tablets, así que no es algo de lo que tengas que preocuparte demasiado. Con que funcione para las tareas básicas será suficiente.

Diseño y materiales

La estética de la tablet, si bien no es algo que interfiere directamente en su funcionalidad, es algo muy importante para los usuarios.

Sin embargo, sigue siendo más una cuestión de gustos, sobre todo en lo que respecta al diseño.

Hoy en día puedes encontrar tablets en una gran variedad de diseños, con tamaños, colores y acabados muy distintos.

Una tendencia popular entre los fabricantes es hacer equipos cada vez más delgados.

Estéticamente se ven muy bien, pero debes considerar que esto muchas veces hace que las baterías deban ser más pequeñas.

También es común encontrar modelos con biseles cada vez más pequeños, lo que ayuda a la visualización porque la pantalla luce más grande.

Los materiales, por su parte, son importantes porque de ellos depende la durabilidad del equipo.

Las tablets premium del mercado suelen tener un chasis de aluminio, un material que le confiere un acabado lujoso y le aporta grandes propiedades como rigidez y ligereza.

Las tablets más asequibles, las de gama media y baja, suelen ser de policarbonato, un material resistente, pero menos duradero.

Precio

El precio es siempre un factor importante a considerar, sobre todo si tienes un presupuesto limitado.

La ventaja es que existen tantos modelos de tablets que es muy sencillo encontrar un modelo que se adapte a lo que necesitas y al mismo tiempo a tu bolsillo.

Si quieres un dispositivo sencillo, bien sea para tareas básicas como navegar en Internet o ver redes sociales, o para que lo use un niño, puedes encontrar diferentes opciones entre 60 y 150 euros.

En caso de que requieras un equipo con mayor rendimiento y mejores características, deberás tener un presupuesto superior a los 200 euros.

Recuerda que el precio también depende de si es un modelo pequeño (7 pulgadas) o si es uno grande (10 pulgadas o más), o incluso la marca.

No es igual una tablet china de una marca poco reconocida, que una Samsung, Apple o Huawei.