Mejores monitores

Mejores monitores

Hoy en día la oferta de monitores es muy amplia, lo que hace que la tarea de elegir un modelo sea compleja.

En el mercado puedes encontrar monitores enfocados en la productividad, otros para jugar y algunos multipropósitos, con el que puedes hacer esto y más. ¿Sabes cuál necesitas?

Monitores por tamaño

Monitores por tipos

Monitores por marca

¿Cómo elegir el mejor monitor?

Como te he adelantado, no todos los monitores tienen las mismas prestaciones.

Por ello, si quieres encontrar un monitor perfecto para ti debes evaluar una serie de características y asegurarte que estas se adaptan a tus necesidades o presupuesto.

Tamaño de pantalla

Este es uno de los primeros aspectos que debes definir antes de hacer tu compra.

Debes saber que para elegir bien el tamaño del monitor debes considerar dos factores: la distancia a la que te sentarás de la pantalla y el espacio disponible en la mesa.

En este caso más grande no siempre es mejor. Si vas a estar a una distancia de apenas 40 o 50 cm, no valdrá la pena comprar un monitor de 32 pulgadas.

No solo será incómodo porque no tendrás una visión panorámica del monitor, sino que además podrías terminar con dolor en las cervicales por tener una posición forzada.

En la actualidad, el tamaño estándar se ubica entre las 22 y 25 pulgadas, y en este caso lo adecuado es tener una distancia de entre 50 y 60 cm entre tú y el monitor.

Si tienes una mesa grande y una distancia de visión suficiente, de más de 70 cm, puedes comprar un modelo de 27 pulgadas.

Si no dispones de mucho espacio, puedes encontrar buenas opciones con tamaños entre las 17 y las 21 pulgadas.

Si bien no son monitores muy grandes, con ellos podrás estar a una distancia de entre 30 y 50 cm sin problema.

Tecnología de pantalla

Puede que hayas visto monitores que aparentemente son muy similares, pero que tienen una notable diferencia de precio.

Esta discrepancia no solo puede deberse a la marca, sino también a la tecnología de la pantalla.

En el pasado, los monitores utilizaban la tecnología CRT, pero esta fue reemplazada por la LCD, que ofrece paneles más delgados y brillantes.

Eso no significa que al momento de comprar un monitor debas escoger solo LCD, ya que esta tecnología ofrece a su vez tres tipos de paneles diferentes: TN, VA o IPS.

Es importante que las conozcas para que determines cuál te conviene más.

  • Los paneles TN (Twisted nematic) se caracterizan por tener un tiempo de respuesta rápido (2 ms o menos) y por ser económicos. Sin embargo, sus ángulos de visión no son tan buenos y tiene baja luminosidad.
  • Los paneles VA (Vertical alignment) tienen mejores ángulos de visión que los TN, así como un mayor brillo y una mejor reproducción del color. Como contraparte, su tiempo de respuesta es menor que el de un panel TN.
  • Los paneles IPS (n-Plane Switching), por su parte, se caracterizan por ofrecer excelentes ángulos de visión, por tener colores más precisos y en general, una mejor calidad de imagen. Como desventaja, estos monitores son más lentos, tanto en el retraso de la entrada como en el tiempo de respuesta. Además, son más costosos.

Resolución del monitor

La resolución es una de las características que más conocen los compradores porque es una de las que más publicitan las marcas para vender sus equipos.

Sin embargo, es importante que consideres la resolución en función del tamaño del monitor.

Para un modelo de menos de 19 pulgadas, la resolución puede ser de entre 1024 x 768 y 1280 x 1024. Si el monitor es de 19 a 23 pulgadas la resolución debe ser de 1366 x 768 y 1920 x 1080 como mínimo. Y si es de más de 23 pulgadas debe ser de al menos 1920 x 1080.

Hoy en día es común que las marcas se enfoquen en sus monitores 4K, porque estos prometen una gran calidad de imagen. Pero presta atención, quizá no necesites tanta resolución.

Antes de comprar un monitor con resolución 4K, primero debes asegurarte de que tienes un PC adecuado para ello, y también debes considerar el uso que le vas a dar.

En la actualidad, las tarjetas gráficas modernas pueden manejar este tipo de resolución, pero no tendrá las mismas necesidades de un usuario que quiere el monitor para entretenimiento multimedia que uno que lo quiere para jugar o para trabajar.

Estas recomendaciones te pueden ayudar a saber si necesitas un monitor 4K o no.

  • Resolución Full HD: te servirá para trabajar, para entretenimiento y para jugar con una gráfica normal.
  • Resolución 1440p: te servirá para tareas de diseño gráfico y para jugar con gráfica potente.
  • Resolución 4K: te servirá para ver contenido en 4K, para jugar con gráfica tope de gama, para tareas de diseño gráfico y aplicaciones CAD.

Ahora que conoces esta información es importante que analices tus necesidades y el uso que le piensas dar al monitor para que elijas la resolución más adecuada.

Tiempo de respuesta del monitor

El tiempo de respuesta hace referencia a lo que tarda un píxel para cambiar el color que está mostrando.

Es un parámetro que se mide en milisegundos, y mientras más bajo sea este número, mejor será la experiencia de uso.

La mayoría de los monitores tienen un tiempo de respuesta de entre 5 y 1 ms.

Este es un tiempo más que aceptable para que el monitor funcione correctamente.

Sin embargo, si vas a comprarlo específicamente para jugar, lo mejor es que busques modelos con un tiempo de respuesta de 1 ms para que tengas una buena experiencia de juego siempre.

Pero si tu objetivo es comprar un monitor para trabajar o para entretenimiento multimedia, no debes preocuparte por este factor.

Conectividad

Un aspecto importante que debes evaluar es la conectividad del monitor. Es importante que este cuente con un buen número de conectores de entrada, desde las conexiones analógicas básicas hasta las más modernas para que no tengas problemas a la hora de conectar los diferentes equipos que utilices.

Además de las clásicas conexiones VGA y de los puertos USB tradicionales, es importante que incluya puertos USB 3.0 y USB 3.1 (USB C o Type-C), DVI, HDMI y/o Display Port. Los más modernos como el Display Port permiten transportar resoluciones y frecuencias de refresco más altas.

Características

Los monitores pueden tener algunas características o tecnologías extras que podrían mejorar el uso del equipo.

Algo que deberías evaluar es si el monitor soporta HDR, que es el estándar que define la proporción de luz contra zonas oscuras en una imagen.

La mayoría de los monitores soportan HDR10 y pueden llegar hasta los 10 bit en profundidad de color.

Sin embargo, los modelos más actuales pueden ser compatibles con HDR10+, que puede llegar hasta los 12 bit.

De forma opcional también puedes elegir un monitor que cuente con altavoces para que puedas reproducir audio o hacer videollamadas sin tener que conectar un sistema de sonido adicional.

Diseño

El diseño es otro aspecto que, aunque no interfiere en la funcionalidad del monitor, vale la pena considerar para mejorar la experiencia de uso.

Hoy en día es cada vez más común encontrar modelos con biseles muy estrechos, lo que significa que prácticamente todo el frontal es pantalla. De esta manera se aprovecha mucho mejor el diagonal de la pantalla.

Además, unos marcos reducidos también aportan mucho estilo al monitor. Dependiendo del color que elijas además puedes conseguir una pantalla con un estilo minimalista y elegante que se integre bien con el resto de los elementos.

En cuanto a diseño también puedes optar por monitores curvos, aunque estos no funcionan bien para todos los usos y además son más costosos.

Precio

El rango de precios de los monitores es muy variado. La gama de entrada es de hecho muy barata, con modelos incluso por debajo de los 100 euros.

Sin embargo, la gama premium sí puede ser muy costosa, con opciones de más de 650 euros como el modelo Acer Predator Z35P, curvado de 35 pulgadas y resolución de 3440 x 1440 píxeles.

Eso no significa que no puedas encontrar buenas alternativas a precios equilibrados.

Entre 200 y 500 euros encontrarás muchos monitores de calidad, con buen tamaño y resolución.

Eso sí, si tu presupuesto es limitado, mejor olvídate de las grandes resoluciones, de las diagonales o de los paneles curvados.

Por fortuna la amplia variedad también puede ayudarte a que compres un monitor de calidad adaptado a tus necesidades y a tu presupuesto. Solo debes buscar y elegir bien.

Marca

Si te preguntas cuál es la mejor marca de monitores, la respuesta puede ser muy compleja.

Y es que en realidad hay muchísimas buenas marcas que puedes adquirir por precios adaptados a tu presupuesto.

Sin embargo, si tengo que hablar de algunas marcas destacadas de monitores, en la lista entra ASUS, LG, Samsung, Acer, MSI, AOC, HP, Philips, Dell y Gigabyte.