Mejores televisores

Mejores televisores

Si estás enganchado a una serie de Netflix o HBO, o simplemente quieres disfrutar de una película los fines de semana, necesitas un buen televisor.

Estos dispositivos siguen siendo los reyes del hogar y una prueba de ello es la enorme variedad de modelos que existen. Por ello, elegir uno puede ser una tarea compleja.

Compra el televisor de tu preferencia

Medidas de TVs

Comparativas de marcas

¿Cómo elegir el mejor televisor?

Para elegir un buen televisor debes fijarte en una serie de características clave. Para ayudarte en esta tarea, he preparado esta guía de compra con toda la información relevante que necesitas.

Resolución de pantalla

Uno de los principales aspectos a considerar en un televisor es la resolución de su pantalla, ya que de esta dependerá la calidad con la que podrás ver los contenidos. Esta se refleja en píxeles, que no son más que los puntos de colores que se reflejan en la pantalla para conformar la imagen digital.

Existen varios tipos de resolución. Una de ellas es la 720p o HD, que es alta definición. Los televisores con resolución HD (1280 x 720 píxeles) suelen ser los más pequeños, ya que los de mayor tamaño necesitan resoluciones más altas para que a cierta distancia el ojo no sea capaz de distinguir los píxeles en la imagen.

Otra opción son los televisores 1080p o Full HD, cuya resolución exacta es 1920 x 1080 píxeles. Estos son quizá los más comunes, ya que la mayoría de los vídeos, películas o programas de televisión tienen esta resolución.

Sin embargo, también puedes encontrar modelos 4K o Ultra HD. Estos televisores alcanzan 4 veces más resolución que los televisores Full HD, ya que cuentan con 3840 x 2160 píxeles. Lo que se traduce en imágenes más nítidas y una gran sensación de inmersión. Hoy día también puedes encontrar televisores 8K, pero además de ser más costosos, aún no se pueden aprovechar al máximo, ya que hay poco contenido con este tipo de resolución.

Alto Rango Dinámico (HDR)

El alto rango dinámico (HDR) es básicamente la cantidad de luz que puede proyectar un televisor. Esto permite que se puedan diferenciar mejor las zonas claras de las oscuras, algo en lo que influye el brillo. Cada contenido se realiza con una información de reproducción de brillo y color determinada que el televisor deberá adaptar de acuerdo a sus características.

Para que puedas disfrutar del contenido con la mejor calidad posible, esta adaptación debe ser buena. Para ello, los televisores pueden incluir diferentes opciones de HDR. Estas son el HDR10, que es el estándar más básico; el HDR10+, que ofrece una experiencia mejorada; HLG, que es un complemento, aunque su calidad es inferior al HDR10+.

Finalmente está Dolby Vision, que es la mejor opción de todas. Por ello, elegir un televisor con Dolby Vision te garantizará que la calidad de los contenidos que mostrará será buena. Si quieres usar tu televisor para ver contenido en plataformas como Netflix, es importante que el dispositivo cuente con soporte para HDR10+ o Dolby Vision, ya que son los más usados por este tipo de servicios de streaming.

Sistema operativo

Los televisores actuales, al igual que los smartphones, incorporan un sistema operativo que les permite funcionar con una serie de plataformas como Netflix, Prime Video, HBO entre muchas otras. Dependiendo de la marca del televisor, el sistema operativo puede variar mucho.

Los televisores LG, por ejemplo, cuentan con WebOS, un sistema que se caracteriza por ser muy rápido; los de Samsung incorporan Tizen, que es muy atractivo e intuitivo; y también puedes encontrar una amplia variedad de aplicaciones de Android TV. Hay marcas como Philips, que combina en sus modelos el sistema Saphi con Android TV.

En cualquier caso, lo más importante es que te asegures de elegir un televisor cuyo sistema operativo sea compatible con las aplicaciones que quieres usar. En el modelo My Home Screen de Panasonic, por ejemplo, falta HBO. Fijate en que el sistema sea compatible con la mayoría de las plataformas, así no tendrás problemas para ver lo que quieres. Esto te asegura además tener siempre una buena oferta de apps y las últimas actualizaciones.

Diferencias entre LED, QLED y OLED

El tipo de panel de pantalla es otro punto al que debes prestar atención. Existen tres tecnologías principales que son LED, QLED y OLED, y cada una tiene sus ventajas.

  • Los televisores LED son los más populares. Este es en realidad un panel LCD con retroiluminación LED, que se caracteriza por ofrecer buenas imágenes y un excelente brillo. Es una tecnología duradera y se encuentra en una gran variedad de marcas y modelos de diferentes tamaños.
  • El QLED es la tecnología que incorporan los equipos gama alta de Samsung. Ofrece una calidad de imagen muy alta con ángulos de visión mejorados. Una gran ventaja es que cuentan con HDR para ofrecer un alto ratio de contraste.
  • El OLED es una tecnología exclusiva de LG. Este panel se caracteriza por ofrecer negros absolutos y un color muy nítido. Además, en este tipo de pantalla la imagen se ve perfecta desde cualquier ángulo.

Conectividad

Para que un televisor sea completamente funcional debe contar con una amplia variedad de conexiones físicas e inalámbricas. Son fundamentales para onectar diferentes equipos como barras de sonido, consolas, discos duros externos, memorias USB… Por ello, mientras más conexiones tenga, mejor.

Uno de los puertos básicos que debe incluir tu televisor es el HDMI, que además puede ser 2.0 o 2.1. Estos son la mejor opción para enviar imagen y sonido en alta definición y muy necesario para jugar videojuegos en el televisor. Es buena idea que al menos uno de estos puertos sea HDMI ARC, ya que así podrás controlar el televisor desde el mando del dispositivo conectado.

Otro puerto importante es el USB, mejor si es 3.0, ya que así podrás cargar de forma rápida contenido UHD desde unidades locales como memorias USB o discos externos. Asimismo, debes verificar que el televisor cuente con conexión Ethernet y WiFi, ya que así podrás disfrutar de las plataformas como Netflix o YouTube.

Algunos modelos también pueden incluir Bluetooth. Esta conexión no siempre es necesaria, pero puede ser de utilidad si incluye Android TV, ya que así se puede conectar un gamepad para jugar. Esta tecnología también te permitirá conectar auriculares inalámbricos.

Tamaño

El tamaño del televisor es lo primero que muchos consideran. En los últimos años la diagonal de los televisores no ha parado de crecer, por lo que puedes encontrar modelos de hasta 80 pulgadas. Sin embargo, la mayoría se ubican entre las 55 y 65 pulgadas.

Para poder apreciar bien la imagen debes ubicarte a una distancia correcta del dispositivo, de allí la importancia de considerar el lugar donde ubicarlo. Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), estas son las condiciones óptimas para ver televisión:

  • 32 pulgadas: distancia de entre 1,5 y 2,3 metros.
  • 40 a 43 pulgadas: distancia de entre 2,0 y 2,8 metros.
  • 46 a 49 pulgadas: distancia de entre 2,4 y 3,2 metros.
  • 50 pulgadas: distancia de entre 2,8 y 3,6 metros.
  • 55 pulgadas: distancia de entre 2,8 y 3,6 metros.
  • 65 pulgadas: distancia de entre 3,4 y 4,2 metros.

Panel: ¿8 o 10 bits?

En el mercado de televisores podrás encontrar paneles de 8 bits o 10 bits. Esta es una característica que hace referencia a la profundidad de color que una pantalla es capaz de reproducir, y de ella depende que las imágenes luzcan realistas.

Los paneles de 8 bits pueden reproducir 16,7 millones de colores diferentes, mientras que los de 10 bits pueden reproducir más de 1000 millones de colores. Es decir, que un panel de 10 bits ofrece 64 veces más color, algo que pueden notarse a simple vista en escenas que tienen colores muy similares como los del cielo al atardecer.

En un panel de 8 bits podrás apreciar las llamadas ‘capas de cebolla’, a diferencia del panel de 10 bits en el que la transición entre los diferentes tonos es sutil y fluida. Esto hace que en este tipo de paneles las imágenes se vean más realistas. Hoy día también puedes encontrar paneles de 8 bits + FCR (Frame Rate Control), que es un sistema que ofrece un falso panel de 10 bits para que los nuevos contenidos HDR sean compatibles con televisores que no tienen paneles de 10 bits.

Latencia y tiempo de respuesta

Si vas a utilizar tu televisor para jugar tendrás que considerar estos dos valores. La latencia de entrada no es más que el tiempo que tarda en ser procesada y ejecutada una acción, desde que la activamos desde el mando a distancia. Es importante que este tiempo sea el menor posible, sobre todo en juegos donde los reflejos y la precisión son claves.

En cuanto al tiempo de respuesta, este hace referencia al tiempo que requiere un pixel del panel para cambiar de color. Esta acción se relaciona con el desenfoque de movimiento, por lo que si el tiempo de respuesta es alto, la consecuencia será falta de nitidez.

Sonido

El sistema de audio del televisor es algo que debes evaluar porque del sonido depende el 50% de la experiencia audiovisual. Sin embargo, no es algo con lo que debas obsesionarte, ya que la mayoría de los televisores ofrecen un buen sonido con sus altavoces integrados, aunque no uno excepcional.

Así que si encuentras un modelo con un sonido que te convenza, elígelo. Pero ten en cuenta que si quieres disfrutar de una mejor experiencia, lo mejor será adaptar un sistema adicional como una barra de sonido o un sistema 5.1 o 7.1.

Marcas

La competencia es cada vez más grande en el sector de los televisores. Las marcas cada vez ofrecen más novedades y productos con excelente relación calidad-precio. Sin embargo, hay algunas marcas que destacan sobre otras por ofrecer dispositivos con gran calidad de imagen, tamaños grandes y amplia conectividad.

Entre las mejores marcas de televisores puedes encontrar destacan Samsung, LG, Sony, Philips, Noblex, TCL, RCA, Hitachi y BGH, aunque, hay muchas otras que ofrecen grandes características.

Si tienes en cuenta estas recomendaciones podrás elegir el mejor televisor para ti. Evalúa cada uno de estos aspectos y harás una buena compra.